Camagüeyana

Camagüeyana

 

Fuiste cobijo en mi sombra

en mi sombra como amada,

colina de mis caricias,

cazadora de montañas,

la que libaba mi boca,

y endulzaba mi garganta.

 

Yo le cogía los dedos

y su boca devoraba,

como el mar liba las peñas

sin cansarse de besarlas.

 

Le desplegaba las velas

cuando los vientos soplaban,

ella se asía a mis drizas,

y a lo firme de mis jarcias,

y cuando soplaban vientos

yo  arriaba mesana,

entonces cuanto más viento

más andaba la Fragata,

y al levantarse de popa

la proa más penetraba,

y los estays se movían

por la fuerte marejada,

y cuando paraba el viento

la Fragata descansaba.

 

Así pasaba la vida

tan feliz con mi Fragata,

la que llevaba a los puertos

como diosa y capitana,

la que soñaba conmigo

de la noche a la mañana,

dentro de mi camarote

donde las musas contagian,

las delicias marineras

en las tarde solitarias,

libando sus labios puros

toda su boca y garganta.

 

Y cuando soplaba el viento

le bajaba la mesana,

ella se asía a mis drizas

y se abrazaba a mis jarcias,

y cuando había bandazos

se quejaba y suspiraba,

porque caía la proa

en profunda pantocada,

y así quedaba dormida,

mas tarde se despertaba,

y se miraba al espejo,

y se fijaba en su cara,

en su melena sedosa

y sus mejillas manchadas,

de los besos recibidos

de aquel trovero de gavias,

que navego cinco meses

con la más linda Fragata.

 

Y todavía recuerda

las dulces glorias pasadas.

y no me pesa decirlas.

y no me pesa contarlas.

fue lo mejor de mi vida

con mi hechicera mulata,.

perla del mar del Caribe

que resultó ser mi amada,.

la más bella que yo tuve

la que más glorias me daba,

la que más feliz me hizo

aquella hermosa zagala,

que cuando la veo pasar

y se para en mi ventana,

para mirar donde estoy

dentro o fuera de mi casa,

mas cuando salgo al balcón

me mira, se va, y calla,

y muchas veces le digo,

todavía estás más guapa

ella con media sonrisa

desde allí besa mi cara,

con aquellos ojos brujos

y calladita se marcha,

pero yo la sigo viendo

en la prudente distancia,

ella me vuelve a mirar

si yo sigo en la ventana,

y le recuerdo por señas…

nuestra vida en la Fragata

 

Francisco de Sotavento

Cedeira

(A Coruña)

 

 

 

 

 

 




11 comentarios:

Anónimo dijo...

Bravo, Sotavento, magnífico poema cheo de imaxes mariñeiras e metáforas do mundo naval relacionadas coa sensualidade do amor.
Noraboa.

Cedeira
Xosé Antonio Suárez de Aneiros.

Anónimo dijo...

¡Que historia tan maravillosamente contada, amigo Sotavento! Que musicalidad y rima cayendo en cascada como agua mansa y a veces acelerada. Precioso, enhorabuena. Ceneme

Anónimo dijo...

Bello poema en el que la Fragata vive con imágenes marineras múltiples , intenso y multiplicado el amor que ha despertado y lo comparte.Enhorabuena María

Alberto dijo...

Reza un dicho que, "todos los marineros tienen o dejan un amor en cada puerto". Si no eres marinero Francisco, tienes alma de mar. Me gusta el poema marinero con tintes de erotismo. Bueno el símil con la Fragata. Alberto

Ana Castro dijo...

Preciosos versos llenos de armonía y sensualidad. Quien fuera esa armoniosa fragata, esa afortunada musa. Un beso, Ana.

ZAH dijo...

MI AMADO CAPITÁN: tu zagala te está esperando... para volver a tu fragata para surcar juntos los mares...
Mi amado capitán: tu perla te espera, profundamente dormida... mirando en sueños la llegada tu fragata... para que tú, la despiertes con un beso para volver a asirme a tus drizas...

Anónimo dijo...

Querido amigo Francisco de Sotavento, te felicito por las maniobras realizadas con experiencia y gran pericia, tanto en mar en calma como en tempestad. Con tu fragata te sientes como Neptuno en la mar.
Te esperan bellas fragatas en otros puertos para que las saques y navegues en la mar. Te deseo buena travesía, buen tiempo y felicidad. Un abrazo, manuel carlos

Anónimo dijo...

Amigo Francisco.- Un bonito relato, y una magistral obra literaria, si Neptuno te encontrase con tu fragata seguro que te invidiaría de esa forma sana de camaraderia.
Tu con la Fragata y el con su tridente
cruzando el ancho mar como toda buena gente.
Un cordial saludo amigo. Félix Loira

Elisa Rodríguez dijo...

Lindo poema Francisco. Con sabor marinero y un gran abanico de metáforas. Mi enhorabuena. Un abrazo, Elisa

Nelson Javier Salinas Soto dijo...

Excelente poema, lleno de sentimientos claros y profundos..

Te visito desde

http://desdoblamientointelectual.blogspot.com

Suerte.

Anónimo dijo...

GRACIAS MIS QUERIDOS AMIGOS POR COMPARTIR NUESTROS SENTIMIENTOS EN NUESTROS POEMAS Y GRACIAS A BRÉTEMA POR LLEVAR ESTA EMPRESA DE ELOCUENCIA POÉTICA. A TODOS VOSOTROS:

ANTÓN SUÁREZ, CENEME, MARÍA,ALBERTO Y ANA Y TI SOÑADORA POETA ZAHADY, MANUEL CARLOS, FELIX LOIRA Y ELISA Y NELSO JAVIER QUE YA TE HE VISITADO.


QUEDO MUY AGRADECIDO POR VUESTROS MARAVILLOSOS COMENTARIOS. GRACIAS ATODOS MIS AMIGOS, UN FUERTE ABRAZO QUE OS ABRACE. FRANCISCO DE SOTAVENTO- CEDEIRA

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.