AMADA ROSA

Una rosa corté
que en mis manos moría,
así decía
que a mi casa no iba.

Rosa escarlata
de terciopelo vestida,
si en el rosal la dejara,
más larga sería.

Su corta vida
de esta manera
mi egoísmo pagaba
mientras su cuerpo languidecía.

Sin darme cuenta
del daño causado,
como una idiota
sin creérmelo la miraba
y en mi estupidez, pensando
cómo una rosa
mi ilusión truncaba.

Concha Díaz Fernández
Grupo Poético Brétema
SE VIVE MURIENDO

El tiempo pasa, el fruto
nace y muere, tantas veces
que el alma queda marcada.

Ya nada es como antes,
ni yo soy la misma.
Los sentimientos cambian.

Algunas veces se muere por dentro,
se vive muriendo,
con la esperanza de seguir queriendo.

Gelu García Susavila
Grupo Poético Brétema
“… SOLA EN EL ARENAL”

Me quedé muy sola
al marcharse el mar,
me quedé sin olas
y me puse a llorar.

Lloro mar, porque te alejas,
lloro mar, porque te vas,
lloro mar, porque me dejas
tan sola en mi arenal.

Sola sin el susurro,
sola en la bajamar,
sola sin el continuo
batir de la pleamar.

Me quedé entre las rocas,
Esperándote, mar.
Soy arena, poca cosa
por quien gustes quedar.

Santiago González Brañas
Grupo Poético Brétema
DÍA ESPECIAL

Hoy es un día muy especial,
el cual nunca se debía celebrar,
los motivos por los que se hace,
algunos no son para festejar.
En 1908, alguien sin sentido
consideró que las mujeres
derechos no teníamos,
una pira encendió
y a su fábrica el cerrojo echó.
A consecuencia de ello 146 mujeres murieron,
todo por defender unos derechos
con los cuales nacieron.
Trabajo, tiempo y esfuerzo,
costó alcanzarlos a través de una vida,
muchas en el intento se han ido,
otras aquí estamos peleando
por defender lo conseguido.
El mundo es injusto,
hombres y mujeres
no debemos echarnos un pulso,
sino cogidos de la mano
caminar por los senderos de este mundo.
Ésta es la forma de celebrar con alegría
la mujer, el hombre y los niños
un día de paz, concordia y armonía.
No para ello tenga que morir en una pira
hombre, mujer o niño.
La paz debería ser la bandera
que pudiese cubrir
como manto de armiño
cualquier celebración
y con los brazos en alto gritar:
¡Somos uno! ¡Ni mujer, ni hombre ni niño!
¡Viva el ser humano, la libertad, los derechos,
el amor y el cariño!

María Luisa López Castro

Grupo Poético Brétema
VIVIR EL AHORA

Hazme feliz ahora
Pues mañana no estaré
Dame tu dulzura ahora
Pues mañana no habrá miel
Dame tu mirada ahora
Mañana no te veré
Dame tu amor ahora
Mañana, ¿dónde estaré?
Búscame en la noche ahora
Llegando el día me iré
Y si me tienes ahora
¿Qué importará el después?
Abrázame fuerte ahora
Tal vez llorarás después
La vida es tan solo tiempo
Nuestro tiempo se va, ¿no ves?
Dame tus besos ahora
Mañana ya no estaré
Si no me besas ahora
¿A quién besarás después?
Disfruta del ahora
No pienses en el mañana
Ni tampoco en el ayer
Pues mañana serás polvo
Al igual que fuiste ayer

Miguel Correa Nogueira
Grupo Poético Brétema

Tú que llenas mi vida
de felicidad y tormento.
Tú que eres mi inspiración
para escribir bonitas poesías.
Tú, mi estrella polar
que recorres mi cuerpo.
Todo mi universo,
por eso y más, te amo tanto
como estrellas hay
en el firmamento.

Mary Ferreira Álvarez

Grupo Poético Brétema
QUIÉN ÁRBOL FUERA

Quién árbol fuera,
quién roca helada,
quién puerta o viento
que cierra la entrada.

Si cualquier cosa fueres
sin mente razonada,
si con ello vivieses
viendo sólo la nada,
ten seguro que serías
todo menos un alma.

Podrías ser un árbol
o la rosa admirada;
podrías ser la brisa
que arrulla la mañana,
mas… serías nada
si careces de un alma.

Alonso Rodríguez Galego
Grupo Poético Brétema
QUIÉN PUDIERA ESCUCHAR

Quién pudiera escuchar
esas palabras que hablaban
de una paz que reconforta el alma,
en la mente una ausencia
y una imagen recordaré.
Quién pudiera recuperar
el resplandor de una noche,
promesas, sueños en el recuerdo
de una dicha perdida.
Inquieto estaba el cielo,
horizontes atrapados,
oscura penumbra,
una voz suena en el vacío,
atrapada en la memoria,
en la ausencia,
nadie habla, nadie sabe nada.
Tinieblas donde nunca
la paz habita,
sombras de algo que no existe.
Busco el camino que me acerca a una luz
que en vuestros ojos veo.
Allá en el horizonte,
donde nace el día,
me detengo a contemplar
y paz pone al alma mía.
Cuando anuncia la florida primavera,
vivir con besos de un amor,
sincero y una luz
que todo lo ilumina.

Elisa Mariñas Robleda
Grupo Poético Brétema
EL MAR Y EL MARINERO

Junto al acantilado, en el atardecer
se está ocultando el sol. El cielo está rosado,
bate con fuerza el mar junto a los arrecifes,
se abraza a las obscuras y granulosas peñas,
cuando en lóbrega noche arrecia el viento.
El hombre que navega, al oír el trueno se estremece,
el mar se convierte en bravo y turbulento.
Más a lo lejos, la luz de un deslumbrante faro
para guía y arribo del que al puerto regresa.
Se calma al punto y la inquietud se aleja.
A la mañana, de nuevo al pie del malecón,
volverá a ver el mar suave, calmado y plateado.
A noche, ¡oh mar! qué susto le has dado.
Pese a todo, marinero, volverás a buscar su balanceo
y el él te atraerá de nuevo a sus abismos.
Quizás un día no muy lejano te irás de nuevo
y pensarás que es un sueño no soñado.
Despertarás junto a las bellas caracolas,
tu espíritu cabalgará encima de una ola,
y así te van a recordar los que te amaron.

Gloria Teiga Freijomil
Grupo Poético Brétema

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.