¡QUE PRONTO TE LLEVÓ EL TIEMPO!

Muchas veces en silencio
te he llamado yo
muchas, muchas veces
te he enviado mi amor

Si solo el amor pudiera
conseguir tu salvación
nunca en tu vida se diera
tan pronta tu destrucción

En mi corazón hay un lugar
que la muerte no puede borrar
porque el sitio en que te tengo
solo tú puedes llenar

Te fuiste de mí un día
pero no te fuiste sola
sin ti la casa está vacía
guía mi vida, paloma.

Miguel Correa Nogueira
Grupo Poético Brétema




EL ROSAL DORMIDO

El sol calienta su sueño,
infunde vida en sus venas dormidas
y al despertar de un invierno,
una, dos, tres rositas en mi rosal,
rositas madrugadoras,
que sin llegar la primavera
queréis ser las primeras,
presurosas, presumidas.

Ninguna os hace competencia,
rositas coloraditas,
que adornáis el desnudo rosal
para que después de florido
vaya al baile primaveral.

Una, dos, tres rositas en mi rosal.

Gelu García Susavila
Grupo Poético Brétema

LARGO VIAJE

Corría octubre, cuando él…
se iba con paso vacilante
por el camino,
a su destino le conducía.

Con dolor en el cuerpo y alma,
lentamente caminaba
con su vieja maleta
y una gabardina ajada.

En la ventana…
su pequeñín lloraba,
con su manita adiós decía,
te quiero papá, no te vayas.

Los gritos de su hijo
su corazón desgarraba
sus piernas flojas,
sin volver la cabeza
adiós decía con
abrasantes lágrimas.

Ella triste y llorosa
al hijo abrazaba,
no podía pensar
el dolor le atenazaba,
en el aire la promesa
de pronto volver a encontrarse.

Puertas y ventanas cerradas,
dentro, en la casa, lo que queda
son sonidos que se lleva el viento,
ecos de vivencias,
de tiempos pasados.

Recuerdos, ruidos, lamentos
y la tristeza que todo lo invade,
eran tiempos difíciles
para sus jóvenes vidas.

Y se fue,
él como una estrella fugaz,
ilumino su camino
un buen día de marzo.

Concepción Díaz Fernández
Grupo Poético Brétema

MI GUAPA

Hermana que feliz soy
viendo tu felicidad,
a tu vida ha llegado un
rayo de sol, un rayo de luz,
¡algo maravilloso!
disfruto viéndote
a ti feliz.

Mereces eso y más
tras tanto dolor y desdicha,
has luchado contra viento y marea
y ha llegado tu recompensa.

Como decía la abuela,
no hay mal que…
por bien no venga,
ni mal que cien años dure.

A ese ruiseñor que te hace feliz,
le pido lo haga toda la vida,
los dos lo merecéis los dos.

Mary Ferreira Álvarez
Grupo Poético Brétema

LA NOCHE

La noche dibujo estrellas
del cielo manó un diluvio
y entre todas la más bella
me llenaste de tu influjo.

No fui consciente del tiempo
nuestros relojes se detuvieron
y como una fuente de sueños
se ilumino el universo.

Tu latido traspasó mi cuerpo
tu corazón palpitaba de amor
 y pensando en tus dulces besos
perdí toda mi razón.

Amante Romero Álvarez
Grupo Poético Brétema

EL VERSO DEL FUEGO

Mi verso es fuerte y sincero,
mi verso agrada y no agrada,
mi verso es puro fuego
donde se funde la espada.

Por qué lloras flor salvaje,
por qué lloras sin remedio,
deja que yo te cobije
para soltar tu veneno.

Veneno que llevas dentro
de tu cuerpo vida mía,
quisiera que tú me amaras
para entregarte mi vida.

Carmen Darriba Amoedo
    Grupo Poético Brétema


 Desde el momento que nacemos,
ya tenemos edad para morir;
porque la vida es una enfermedad
desde el principio hasta el fin.

 Cuando nacemos venimos a la vida
con una imaginada responsabilidad,
que hace que la vida sea
una incurable enfermedad.

 La fecha de mortandad
que traemos al nacer,
es la que tenemos que cumplir,
sin saber nunca cuando es.

 Nacemos para cumplir un deber
que jamás podremos ver,
si no vivimos alimentados por la fe
en la vida que vendrá después.


Anselmo Prada León
Grupo Poético Brétema


AVES

¿Quen che ensinou a cantar
paxariño pequeno?

¿Quen che aprendeu a dar
tan fermoso concerto?

Que cando me poño a escoitar
paréceme prima veira
o frío inverno.

Rosa Martínez Méndez
Grupo Poético Brétema

CREEME

Cuando la muerte venga
ha romper las ligaduras,
como ha roto las que
a mí me encadenaban,
cuando llegue el día
que Dios ha fijado y
tu alma venga a este cielo
en el que te he precedido,
ese día volverás a verme,
sentirás mi corazón
con todas sus ternuras
purificadas.

Volverás a verme en éxtasis feliz…
ya no esperando la muerte
sino avanzando conmigo,
te llevare de la mano
por senderos nuevos
de la vida.

Enjuga tu llanto y no llores
si me amas…
yo sí, te amo y te amare.

Victoria Álvarez Fidalgo
Grupo Poético Brétema

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.