NO SÉ CREAR POEMAS PARA TUS OJOS
  
No sé crear poemas para tus ojos
no encuentro la luz de su mirada,
solo sé el canto maravilloso...
que siento dentro de mi alma.

No puedo darte más belleza
solo tú eres la elegida,
y con llamarte princesa
no lleno el rincón de mi vida.

 Busco en la musa del tiempo
las odas que adornan la flor,
sin hallar el sentimiento...
que eclipsa tu resplandor.

Mis poemas son oscuros deseos
son los sentimientos que nacen,
pero tu estrella del cielo
mis versos no saben llamarte.

Son fríos los cortos caminos
la distancia de la hermosura,
y sobre mi eco el grito
es la desierta llanura.

Se muren las puestas de sol
los relámpagos en forma de ocaso,
y allí donde nace el amor
mi voz no llega a tus labios.

No sé dibujar sonrisas perennes
el viento las borra con su brisa,
y el lienzo que nunca se muere
descubre que existe una vida.

Soy traidor a mi naturaleza
en verdad tu voz es mi luz
pero soy como la marioneta
que no tiene juventud.

Y sé que tu rocío me atrapa
que aletarga mis inviernos,
pero tu belleza es la rama...
aquélla que siento muy lejos.

Quiero caminar en tu laguna,
trepar en tu edén de mariposa
y donde nace la flor más hermosa,
sentir tu arrullo bajo la luz de la luna.

Y mientras nacen las estrellas
las bautizaré con tu nombre,
buscando en el firmamento la más bella
mientras nos hechiza la noche.

Amante Romero Álvarez
Grupo Poético Brétema
HORAS DE UN OTOÑO

Horas de un otoño que nace,
tibio reflejo de la noche,
sombras de la nada
inmenso silencio
y poder mirar al infinito,
luminoso sueño.
Una luz nueva reposa este vivir
y me acerca a una verdad
con una fuerza que me da vida.
Serena esperanza
y vencer la nostalgia que nos hiere
que nos deja en la memoria amaneceres,
en ese instante en el que
te aproximas a la vida.
El camino te llevará
a una dicha que conduce
a una realidad sin ocultar
aquella verdad que eleva
tu vivir.
¿Qué misterio envuelve la vida?
Qué luz fue brotando en unos ojos
y sueña tal vez llegar
al corazón donde la culpa
la desconocemos,
permanece y perdura en la memoria,
una soledad sin límites.

Elisa Mariñas Robleda

Grupo Poético Brétema
LÁGRIMAS Y FLORES

Cuando unos ojos lloran
y unas flores se quitan,
las primeras se evaporan
mas las otras se marchitan
y ya no hay pena ni gloria…

Pero fresco en la memoria
siempre queda el buen recuerdo,
cual pilar de nuestra historia
mientras uno esté de acuerdo
y se entienda la cuestión…

Hoy nada se queda anclado
porque el pasado no es nada
y el presente, bien llevado,
es ser real y no hada, 
 aunque sea por sorpresa…

Como el futuro es promesa,
date en la vida un respiro,
quien se sincera y se expresa
es que por ti yo suspiro,
preciosa y linda princesa…
Tus besos sabor a fresa,
tu voz dulce sinfonía,
mi boca a ti te besa
y en sueños de fantasía,
te llevo siempre en mi mente…

Y un corazón latente
que mira siempre al futuro,
porque el futuro es la vida
y si algún día es oscuro,
dale tú esa armonía.

Ay… si un día fueses mía
me darías la razón,
Maribel, tu vida cambiaria,
pues quien tiene corazón,
es la mejor garantía.

Félix Loira
Grupo Poético Brétema
PARA QUE NO ESTÉS TRISTE

Mirad las altas montañas,
los valles floridos,
la noche serena,
la clara mañana,
los cantos de grillos,
el verdor de los campos.
El trinar de los pájaros.
El ancho horizonte
de infinitos colores.

Todo por ti escuchado,
todo por ti contemplado.

Si alguna vez
un sueño fantástico
te ha torturado…
las grandes pasiones
tampoco de ello se han librado.

Si conservas en tu alma
los recuerdos que tú
mas has querido y sentido,
tu existencia tan solo ha sido…
Un largo día
de noches serenas.
de claras montañas.
de valles floridos.
De altas montañas…
¡Qué gran poema!
¡Qué bello día!
Ésa ha sido tu vida….
un largo y bello día

José Tizado
Grupo Poético Brétema
SUS DEDOS DESANGRABAN LAS ESTRELLAS

del cielo, sus manos recogían las arenas sin sentido
de la calle, y estaba allí, enjaulada, temerosa…
arrebatadora a la vez. Apenas mostraba el semblante,
un semblante cubierto de algodón y seda, gris…
un semblante gris y al mismo tiempo dócil,
no áspero.

Sus dedos eran la sangre del cuerpo… encarnada,
sus manos arañaban las paredes por doquier.
Y ella sola, agarrada al instante que se iba,
la noche en que no podía sufrir.

¿A dónde vas?- le preguntó
el gris espejo, gris como ella,
gris como el mar.
¿A dónde te ha conducido él, con su ímpetu,
con su ira?. Ya era tarde, y lo sabía…
sus dedos habían dejado de sangrar.

¿Tú le conoces?, ¿él
te conoce?. ¿Por qué te arrebata la infancia
y se mete en tu silencio
sin avisarte antes, ¿por qué?.
¿Tú le conoces?, la pregunto. Porque he visto
gestos de incredulidad
y templanza en tu semblante.

“A ver si vuelve el señor de mis oscuridades-
me dijo ella, ya no quiero seguir soñando”.

Y se alejó así: malherida. Yo le perseguí
hasta que su caballo dobló la esquina
y se hizo aire.
Y lo sé porque en el suelo dejó una huella
que me hizo recelar.
No, no le seguí.
Debía encontrarme con su silencio
cuanto antes.
A solas.

José Ángel Carbajal Aval

Grupo Poético Brétema
POETAS PARA EL RECUERDO

TEMPUS FUGIT
-ENSAIO APOÉTICO EN RE MENOR-


Morre a noite nas soleiras do silencio
e as rúas trousan os seus segredos máis ocultos.
A mañá é un caldeiro de lixo reciclado
e os heroes son profetas do esquecemento.
É a hora dos trasnos
que se limpan en piletas de residuos radioactivos.
Esperta a cidade do seu sono mortal
e os bardos derraman as súas verbas
na xungla do asfalto.
O tempo é un intre que se afoga na lembranza
e o presente é un acto de civismo involuntario
A vida cabalga coa
nordesía
nunha carreira de suicidio colectivo.
Cabalos de morte na alborada
e rosas malditas,
rosas, só rosas…
rosas ó riscar o Alba

Manoel Xosé Olveira Hortas (+)
Grupo Poético Brétema
TÚ, ¿QUIÉN ERES?

Tú, que tanto decías querer,
sólo quieres interés;
tú, que tantos halagos hacías
dejaste de hacerlos
cuando no conseguiste tu capricho;
tú, que despertabas al alba
con largas charlas,
permaneces,  ahora en silencio,
Porque no has conseguido tu poder.
tus súplicas para invitar
eran y son trampas para secuestrar.
Una invitación para no atender,
dejar en el olvido y no dar gastronomía 
si no lo coge, la persona interesada,
es invitar para secuestrar;
quien solo sabe gemir
para pedir, eso es robar.
Por eso cuando no consigues lo que pides,
todo se vuelve mal.
Tú, que así cambias,
¿Quién eres?
Quien cree
que  “con llorar”,
todo lo puede;
quien cree que con gemir
todo lo puede conseguir
y así, ser feliz nada puede merecer.
Ni para mal, ni para bien.
porque, llega a reproducir
la historia del pastor:
A la tercera que gimió,
el lobo, las ovejas, se comió
y ningún pastor le ayudó,
por mucho que fuera verdad,
todo por jugar
con los sentimientos de los demás.

Asunción Merayo
COLABORADORA

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.