Le mataron en la calle...

 

 

 

 

 

 

Le mataron en la calle,

como un perro…

lo mataron,

 le matasteis,

lo matamos

 

Le mataron en la noche,

entre las sombras

y postrado lo dejaron,

le dejasteis…

 lo dejamos.

 

Le mataron a escondidas

sus amigos,

lo mataron a traición,

a bocajarro…

 

Uno a uno… con sus manos,

en la calle le mataron,

lo mataron,

 le matasteis…

lo matamos.

 

Manoel Xosé

(Grupo Poético Brétema)

 

 

13 comentarios:

Pablo dijo...

Un poema interesante sin duda sobre la sinrazón de una muerte que presupongo violenta. Como elemento de denuncia debería de servir para despertar conciencias. Por desgracia nadie está libre de culpa. Todos somos, sino culpables, cómplices de nuestra indiferencia. Pablo.

reina dijo...

Qué duro....! qué fuerte...!
pero qué bien escrito... como todo lo tuyo Manoel....
Un beso garnde

Manoel Xosé dijo...

Estimado Pablo:

No te falta razón en tu comentario al señalarlo como elemento de denuncia. Es así, es una denuncia contra la indiferencia e insolidaridad del ser humano tal y como expresas. Vivimos tiempos dificiles y revueltos. Tiempos insolidarios donde sólamente prima el "yo" individual y egoista sobre el "nosotros" solidario y participativo y humanista.
Al mismo tiempo juego con un fenómeno muy particular, el del "leísmo", remarcando el "le" (pronombre átono) y jugando con el "lo". Es decir, reforzar lo "academicamente" correcto de aquello que no lo es, aunque se admita. Nada hay de correcto en una muerte, nada justifica la indiferencia. Un saludo, Manoel Xosé.


Estimada Reina:

Tal vez tengas razón, tal vez el poema sea duro... fuerte, pero la verdad, la denuncia, la indiferencia y la estupidez humana no merecen delicadeza alguna. Gracias por tu amable comentario. Te he dejado otro en tu blog a tu hermosa poesía. Un beso y un abrazo. Manoel Xosé.

Elisa Rodríguez dijo...

Precioso poema Manoel Xosé. Es duro pero necesario. Un beso, Elisa.

FILGUEIRA VALVERDE por Xermán Torres dijo...

Todos matamos a los hermanos necesitados, a los hermanos de los países empobrecidos, todos matamos al inocente. Todos matamos cada día a nuestro maltrecho planeta azul, cada día menos azul.
Todos matamos cuando callamos, cuando no denunciamos las injusticias; todos, todos somos culpables de tantas muertes inocentes.
Un abrazo por tu profundidad, por tus ansias de justicia.
Xermán

Pilar García Piñeiro dijo...

Exquisitas las formas y admirable el poema. Se puede decir más alto pero no más claro. Planteas un tema extremadamente duro y terrible. La indiferencia y el aislamiento social que la precede nos muestran esa realidad que no se puede ocultar. Tod@s somos culpables de nuestra propia muerte. Muy interesante el juego del "leismo" que mencionas.
Un beso. Pilar

Manoel Xosé dijo...

Para Elisa:
Gracias Elisa por tus comentarios. Desgraciadamente, tal y como ya apunté, a veces no queda otro remedio que mostrar las cosas tal y como son y llamarlas por su nombre.
Un abrazo Elisa

Manoel Xosé dijo...

Para Xermán:
Grazas Xermán polos teus ledos comentarios. Unha grande apreta, Manoel Xosé

Para Pilar:
Agradezco tus gratos comentarios Pilar y sí, resulta interesante el juego del "leismo".
Estoy experimentando nuevas formas en el lenguaje poético. Sobre la pregunta a tu amable correo, decirte que efectivamente ando un poco liado con la preparación del segundo libro, pero trataré de sacar tiempo para mirarte eso.
Un abrazo y un beso.

Anónimo dijo...

Si Manoel, todos incluso nosotros mismos nos autosuicidamos. Hoy es el primer día que puedo conectarme. Saludos, Ceneme

Alma Mateos Taborda dijo...

Un poema-denuncia que nos concientiza. Brillante! Felicitaciones!
Ademas dejo a todos mi agradecimiento por la invalorable solidaridad en momentos poco gratos para mi. Es en esas circunstancias, donde queda al desnudo el corazón de los amigos, su calidad humana, su generosidad, su entrega, su empatía, su grandeza. Por eso, en este abrazo que les dejo, está mi gratitud, mi homenaje, mi amistad y mi compromiso. Ya estamos nuevamente en camino. ¡Gracias! y brillante mensaje que ha conmovido a muchos.

Agustín López dijo...

Me gusta,... denuncia rabia, indiferencia complicidad....¡para eso están los poetas, no!. Bello poema.
Saludos

Manoel Xosé dijo...

Para Ceneme:
Estimado Miguel, no es tanto el auto-suicidio, la auto-destrucción, como la locura compartida. Locura que se convierte en odio, en egoísmo y en sinrazón.

Para Alma:
Estimada amiga, gracias por tu comentario. La solidaridad es o debiera de ser nuestra mayor virtud. La solidaridad es humanismo y el humanismo es entrega y es vida y es esperanza. Donde haya injusticia, miseria, dolor y sufrimiento allí estará el (la) poeta, la voz y la palabra.

Para Agustín:
Gracias por tus palabras. Esa es precisamente la intencionalidad, denunciar la injusticia, la sinrazón y la propia complicidad y conformismo de una sociedad cada vez más artificiosa y robotizada.

Mabel Petruccelli dijo...

Me impactó mucho.
Me hizo recordar el día a día de las muertes en mi país, Argentina.
¿Uno puede acostumbrarse a la violencia diaria?
Pareciera que sí...
Un abrazo!

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.