Quejas del alma

 

 

Quejas del alma

 

Y van pasando los años

y yo esperando que vengas a verme.

Y van pasando los años

y el cálido sonido de tu voz se pierde.

Y van pasando los años

y mis ojos apagados se entristecen.

Y van pasando los años

y cada día más tarde amanece.

Y van pasando los años

y la soledad de las noches me estremece.

Y van pasando los años

y tú más lejos, más cerca la muerte.

¡Tu voz y tu presencia me rejuvenece,

no dejes que pasen los años…!

¡hijo! ¡ven pronto a verme!

 

Alonso Rodríguez

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso canto a ese hijo y a esa incertidumbre que los aleja de nosotros y a esa añoranza cuando nos faltan. Ceneme

Soledad Sánchez M. dijo...

Alonso, es desgarrador este poema, una súplica hermosa a la vuelta del hijo amado... y me deja un poso de tristeza en el alma, esa soledad del anciano...

Un beso.

Soledad.

Hercules Antonio Palermo dijo...

Esto es muy fuerte...!( Asi decimos en Argentina).-Realmente esto que escribiste refleja una verdad tan triste como cotidiana.-

La estoy viviendo....snif...!

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.