Piedras que me huelen a pasado...

Piedras que me huelen a pasado

como símbolos de una ciudad dormida

con el paso del tiempo.

Debajo de la tierra vive

la otra gente, aquélla

que nunca ha visto la luz del sol.

 

Se esconde del cosmos,

de ese universo

que les aplastará como si fueran alimañas.

Debajo de la tierra los hombres valientes,

guerreros,

en la dehesa del monte: ríos de sangre,

fieltros de sal.

El mar borda el horizonte de un azul profundo

y están solos,

solos…

y no pueden tocar el cielo con las manos

sino con el corazón.

 

Piedras que me huelen a pasado

y a silencio, que no crujen, que sólo el ruido de la distancia y del mar

se oye a lo lejos.

Nadie más.

 

La soledad se aguanta,

el frío...

pero el peso de la historia no.

Sé que muchos tirarán piedras sobre mi tejado

y se echarán de espaldas

contra mí…

pero sólo el tiempo es mi juez,

sólo el tiempo.

Hoy nadie respira a mi alrededor, sólo hay piedras

que huelen a tiempo,

a herencia.

 

No oigáis a quien jure por Dios que el mundo cambia,

porque no ha cambiado,

no. Hombres

que viven bajo la tierra…

entre la mar y yo.

 

Jean Carballo

 

 

3 comentarios:

Manoel Xosé dijo...

Significativo poema sobre la percepción y realidad humana.
Nadie es dueño de la verdad y la historia se forja o se fragua a conveniencia.
Demasiados dioses para una tierra que sangra en abundancia, dioses que se convierten en ciegos y sordos cuando alguien trata de preguntarse el por qué.
Los cielos están de luto por sus muertos y la vida es un momento fugaz que raya lo absurdo. Las piedras hablan y gritan pero nadie las escucha.

Manoel Xosé

Lydia dijo...

Este poema me ha puesto la piel de gallina. El tono, la voz, la implacable voz, la sabiduría de esta voz... Y qué decir despues de leer un poema tan bello y tan duro? Es como si la voz del Universo hubiese hablado, en nombre de todos estos hombres que viven debajo de las piedras.

Un abrazo,

Anónimo dijo...

Me gustó mucho tu comentario, Lydia, te lo agradezco. Cuando lo escribí sólo trataba de reflejar lo más claro que pudiese el sentimientoque me había llevado hasta allí, que me estaba haciendo sentir testigo... o tal vez cómplice de una realidad. Tus palabras me han servido de mucho, sobre todo para darme cuenta que alguien no muy lejano comparte lo mismo que sentí yo. Gracias.

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.