José y Josefa

José y Josefa

(Mis padres)

 

Llegó de nuevo marzo con sus recuerdos,

con los labios cerrados digo que os amo.

Me siento igual que un niño desprotegido

por la ausencia de mis seres más queridos.

 

Hoy las risas suenan y siento añoranzas,

preguntas que un día quedaron sin respuestas.

En este espacio de ausencia perdura el amor

desde que nací hasta el brote de mis canas.

 

La mesa está puesta, sus sitios vacíos,

quedó un bello recuerdo, jamás el olvido,

sonidos de voces hoy muy lejanas

que siempre recordaré aunque reine el silencio.

 

No voy a desprenderme de mis sentimientos,

para mí es importante, perderlos dañaría el alma…

porque el olvido en una hija no encaja:

quedo su amor como la hermosa primavera.

 

Marchasteis de viaje y sigo adelante,

viviré con la ternura que me dejasteis…

Todo tuvo sentido, todo fue importante.

Hoy rezo la oración que me enseñasteis.

 

Teresa Cariño

(Grupo Poético Brétema)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Teresa, siempre papá y mamá, como nos vamos disolviendo en el olvido del tiempo infinito. Gracias por acordarte de ellos. Ceneme

María dijo...

Querida Teresa: Tus "labios cerrados " tu corazón abierto fluyendo ternura y reconocido amor hecho oración.Bello y agradecido reconocimiento. Un beso María

Anónimo dijo...

La frialdad siempre es cruel, el amado recuerdo debe vivir, el deshecharlo es olvidar. Gracias al los sentimientos podemos sentir. Las teorías frías de nada nos valen. Hay que dar de comer al hambriento y no decir que tiene hambre. Donde exista el amor todos los fuegos se apagan. La literatura es linda, pero las obras de amor son las que perduran en las estepas del espíritu del hombre y en este caso de nuna mujer que dice: "no voy a desprenderme de mis sentimientos,perderlos dañaría mi alma" Gracias Señora Teresa por tener sentido de lo que es el amor. Un beso de Asuncuón.

Anónimo dijo...

Mi estimada Teresa, tus alabanzas y mis alabanzas se parecen a nuestras barcas en la orilla del mar.
Quien pudiera verlas nadar
y platicar por nuestras playas,
caminando sobre la espuma
y por las arenads blandas.

Qué amor tan grande nos queda
clavado dentro del alma,
a mi, mi querida diosa,
y a tí, tu querida hermana.

Las dos veían el mar
muy cerquita de sus casas,
y yo las convierto ahora
en la brisa perfumada,
que traen las dulces olas
de tu playa y de mi playa.

Y quiero verlas nadar
en mi intima metáfora,
dos hermosuras del cielo
convertidas en dos barcas.

Un cariñoso saludo de este cedeirés, Fco. de Sotavento.

Anónimo dijo...

Mi estimada Teresa, tus alabanzas y mis alabanzas se parecen a nuestras barcas en la orilla del mar.
Quien pudiera verlas nadar
y platicar por nuestras playas,
caminando sobre la espuma
y por las arenads blandas.

Qué amor tan grande nos queda
clavado dentro del alma,
a mi, mi querida diosa,
y a tí, tu querida hermana.

Las dos veían el mar
muy cerquita de sus casas,
y yo las convierto ahora
en la brisa perfumada,
que traen las dulces olas
de tu playa y de mi playa.

Y quiero verlas nadar
en mi intima metáfora,
dos hermosuras del cielo
convertidas en dos barcas.

Un cariñoso saludo de este cedeirés, Fco. de Sotavento.

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.