Al caminante lejano

Al caminante lejano

 

Dios bendiga tus pasos caminante
esos pasos que ardieron en mis pasos
e ilumine tu alma fría y sola
con la fragante luz de sus amores
siempre fieles y eternos.

Dios bendiga tu alma caminante
no importa si de mí tu no te acuerdas
y mis campos ya nunca los recorres
que el fermento de Él marque el regreso
a sus sendas de luz y de colores.

Que Dios guíe tus pasos caminante
como se guía al niño en la espesura
de este mundo de abrumos y de horrores
que te tome y sujete suavemente
y ya nunca te suelte amado mío.

 

Alelusol

Palmira, Valle del Cauca (Colombia)

5 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

Versos que acompañan el camino, siempre duro y difícil, pero llevadero si Dios está con nosotros... y si nuestros seres queridos nos alientan.

Me doy por aludida -en mi camino- así que gracias, Alelusol.

Un beso.

Soledad.

Pilar García Piñeiro dijo...

Y que proteja tus pasos caminante. Nunca dejes de caminar, de hacer camino, de soñar, de amar. Un beso Alelusol.

Pilar

Alelusol dijo...

Gracias por vuestras palabras, llegan en un buen momento. Por sobretodas las cosas, más aún sobre el sufrimiento, la mejor respuesta es el amor y el deseo sincero de felicidad (verdadero don divino) para ese otro...lejano, doloroso y amado.

Manoel Xosé dijo...

Unos versos hermosos y sentidos Alelusol, cargados de ternura, de silencios y nostalgia. Un saludo, Manoel Xosé.

Anónimo dijo...

Caminantes en Colombia, ¿cuantos no serán gallegos?.
Gracias, desde Galicia por vuestros versos.
Santi

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.