RUTINA

RUTINA

 

Este día que empieza como el de ayer y que continuará como el de mañana.

 

Esta sensación de estar sentado viendo diapositivas de cómo la vida pase sin que pase casi nada.

 

Las partidas, los regresos y la actitud pasiva de espectador ante mi propia vida.

 

Así, un veneno asesino que oscurece corazones, que asesina a los poetas y nos vuelve gente gris se desparrama por el cuerpo y un día nos damos cuenta que estamos enfermos de una amarga, triste y opaca rutina.

 

Una amante que destruye al amor mintiéndonos seguridades y haciéndonos creer que sus cadenas son la mejor libertad que podemos tener.

 

Nos volvemos seres automáticos, y entregamos nuestra vida a los esquemas estructurados de hacer lo que hay que hacer.

 

Y es que la rutina nos aleja del verbo querer para empujarnos al tener y allí reside su esencia amarga y destructiva.

 

Pasamos de hacer por querer hacer a sólo hacer por tener que hacer. Todos los días se parecen, los amaneceres son iguales, las tardes idénticas unas con otras y es que un corazón entumecido se vuelve incapaz de sentir, gozar o disfrutar; sólo late, sólo vive, aunque esto último sólo termina siendo una forma de decir.

 

Impedir que ese veneno se propague es un desafío muy grande y cada día vuelve a comenzar.

 

Evitar  que nuestras vidas se parezcan a las de un robot es un empezar a abrir los ojos, los oídos, cada sentido.

 

La rutina recluta cada día ejércitos de resignados a vivir existencias completamente repetidas y así acaban vidas, acaban amores, mueren sueños, se pasan las cosas, y autistas en su lugar, seguros por no arriesgar nunca nada: se quedan sin más.

 

Que la vida me sorprenda, me ponga en riesgo, me despierte. Que cada beso se renueve, que pueda dibujar cada día un día distinto.

 

Que no caiga en la absurda resignación de sólo buscar la seguridad como único tesoro, que no le corte las alas a mis sueños.

 

Que asesine la amarga rutina cada día y me despierte sintiendo que hoy será un día distinto al de ayer y distinto al de mañana.

 

Que ese milagro que se renueva cada día y se llama vida encuentre en mí a un digno participante y no sólo a un espectador.

 

 

DIEGO DOBLER (Argentina)

3 comentarios:

Patricia dijo...

A veces preferimos la solución más fácil,nos dejamos llevar, resulta lo mas cómodo. Luchar... ¿para qué?
Un buen trabajo que nos hace reflexionar.

FILGUEIRA VALVERDE por Xermán Torres dijo...

Internet y la poesía nos hacen romper fronteras y la lucha por superar el tedio de la rutina cobra sentido.
Un saludo desde Galicia para la querida y recordada Argentina.
Xermán Torres

Anónimo dijo...

MUCHAS GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS. ES UN GUSTO ENORME PARA MI PARTICIPAR EN ESTA PAGINA. INDUDABLEMENTE MAS ALLA DE LAS DISTANCIAS, LOS SERES HUMANOS QUE HABITAMOS POR ESTOS DIAS ESTE PLANETA SUFRIMOS POR COSAS PARECIDAS, LUCHAMOS CONTRA MOLINOS SIMILARES. EN TODOS LADOS HAY GENTE QUE DIA A DIA LUCHA POR CAMBIAR UN POCO SUS REALIDADES. OJALA NO DECAIGAMOS NUNCA EN LA BUSQUEDA.

UN ABRAZO. DIEGO DOBLER. ARGENTINA

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.