Mi Albertina, amor

Mi Albertina, amor

 

Mi Albertina, amor,

sirena nerudiana

pintada en porcelana,

hermosa en su candor.

Tú, leve pensamiento

en mí gabán prendido

dejándome el sonido

de tu postrero aliento.

 

¿En donde tú, Albertina,

sirena de mis islas,

te escondes, que te aislas

huyendo a mí retina?

 

Tendré que ir a Santiago

en busca de tus besos,

amables y traviesos,

donde mi fiebre apago?

 

Entre los dos un mar

de temporal y calma,

quilómetros sin alma,

palabras sin cuajar.

Tu canto de sirena

es miel y ambrosía

para mi boca fría,

aun siendo mi condena.

Te esperaré, Albertina,

la frase murmurando

que te diré yo cuando

me des tu medicina;

cuando las alas tuyas

del bondadoso beso

deje en mi boca impreso

los miles de aleluyas.

 

Sirena, te has perdido

en el agua marina.

Adiós, mi medicina,

caminaré al olvido.

 

Xosé Carlos O´Framinor (+)

 

(IN MEMORIAN)

2 comentarios:

Elisa Rodríguez dijo...

Hermoso poema. Donde quiera que te encuentres estarás orgulloso de tus compañeros. La vida no termina si el recuerdo permanece.

Soledad Sánchez M. dijo...

Un bonito poema, y un sentido homenaje para el que ya no está.

Un Beso.

Soledad.

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.