COSECHANDO

COSECHANDO

 

Con las espaldas encorvadas

por los años que han vivido

y el peso de las azadas,

van por tierras mal aradas

la mujer y el marido

 

Pasan horas trabajando

la tierra, para cosechar

el fruto que de vez en cuando,

aun pidiendo, rogando,

se niega a salir, a brotar

 

Y si es el fruto recogido,

la mujer, entusiasmada,

cuando mal ha amanecido,

llama impaciente al marido

y empuña su azada

 

Van los dos por el camino

pensando en cómo va a ser...

si hubiera uva para el vino

o trigo para el pan fino...

mas nada van a recoger

 

Vuelven a casa cansados,

con poco o nada en las manos,

cada vez más encorvados

por tantos años pasados

y tantos esfuerzos vanos

 

Se acuesta el matrimonio

"Mañana otro día será;

no tememos al demonio

Dios es nuestro testimonio"

¿Cual de los dos los ayudará?

 

Marlene H. Azevedo

 

 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Mary Lee, todo es incertidumbre, la naturaleza lo quiere así, ¿terminaré este día? Mañana me tocará vivir? Nadie sabe nada. Vienen los adivinos a preguntarme. ¿Mañana que será de mí? Ceneme

tERESA cARIÑO dijo...

HOLA querida (YO) te digo siempre que eres muy buena escribiendo pero quiero que escribas tambien esos poemas simpaticos que nos hacen reir,un fuertisimo abrazo guapa de teresa.

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.