Viejo campesino

¿Adónde vas, viejo campesino

con hoz, azada y otros enseres?

Hasta ellos conocen el camino,

hasta los tojos saben quién tú eres

 

Todos los días, herramienta en mano

te veo contra los tojos luchar

Ellos son fuertes, querido anciano;

tu corazón no podrá aguantar

 

Tú eres uno, tienes una vida;

ellos son muchos y renacerán

Con tu fisonomía abatida,

un día te mueres, ellos brotarán

 

Ya diste frutos; ahora descansa,

no hagas caso a lo que resiste,

lleva tu vida serena y mansa,

siempre es el último el día más triste

 

Te quiero mucho, viejo campesino

pero con vida; por eso te digo:

sal a pasear por el mismo camino

sin herramientas, yo iré contigo

 

¿Adónde te llevan, querido anciano?

Ya no me oyes. ¡Qué vayas con Dios!

No ves la gente pañuelo en mano

a llantos, dándote el último adiós.

 

Marlene H. Pérez

 

3 comentarios:

Ana (Tuy) dijo...

Soy hija de campesinos e hija del campo por tanto. Mis padres, ya jubilados, fueron campesinos y yo misma sigo siendolo aunque no lo tenga como un medio de vida. Una poesía tierna y nostalgica, con sabor
agridulce que evoca mi infancia.

Anónimo dijo...

Marlene, una observación muy bonita, entrañable y real, dicha een castellano, que pienso quedaría mejor en el lenguaje del campo. Felicidades.
Ceneme

Anónimo dijo...

Si Ceneme se refiere al idioma, sería una pena si la poesía estuviera escrita en gallego. No soy gallego y no la entendería. En todas las partes del mundo existen campesinos.

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.