NA LEMBRANZA DA NOSA QUERIDA CONCHA

 

Chegaba triste noticia

nese Whatsapp, que dicía:

a os compañeiros de Brétema,

que Concha falecía.

 

Mentres a noite amosaba

a lúa triste vixía,

e o pasar da man do vento,

unha cantiga vertía.

 

Alo moi lonxe, moi lonxe,

caro alen o seu sumía, onde tantos

Brétenianos se nos foron no seu dia,

e se acaso os atopases,

se e que existe esa outra vida,

cántalle entre recitais,

como a nos o facías.

 

Aquí nunca esqueceremos esas

lindas melodías,

coas que nos agasallabas

e onde tanto che aplaudían.

 

Entre mentres que che escribo,

o meu corazón suspira,

Conchi na nosa lembranza

sempre en Brétema querida.

 

Isaura Lago Álvarez

Grupo poético brétema

 

 


 

¡RECUERDOS DE TRISTEZA!

 

Recuerdos, tristeza,

mente que se cierra a la realidad

para poder evitar sufrimientos

que no se borran con la edad.

 

La vida es como un árbol

que crece sin descanso,

según la tierra en la que este plantado,

lo hace con fragilidad o vigor inusitado.

 

Los avatares del tiempo,

igual que a la vida humana,

hace que se cimbree,

unas veces suavemente,

otras como si un huracán lo golpeara,

y le obliga a inclinarse hasta romperse.

 

 Pero pasa el temporal

y con esfuerzo se yergue de nuevo

a pesar de su corteza dolorida,

con suerte subsanara sus heridas,

sobre todo aquellas que le dañaron levemente,

las más, son heridas profundas

que según pasa el tiempo se irán curando,

dejaran una dolorosa huella

en los anillos que conforman

los años transcurridos en su estructura.

 

Las heridas de esos temporales

sobre su vida, hace que los anillos siguientes

 crezcan con cicatrices que no salen al exterior,

pero quedan marcados en su desarrollo posterior.

 

Así es la vida del ser humano,

un árbol joven y tierno,

que va envejeciendo

y endureciéndose con el tiempo,

donde los años transcurridos sobre

su corteza marcan la dureza de la existencia.

 

María Luisa López Castro

Grupo Poético Brétema


 

TERNURA INFINITA

 

Lentos son tus movimientos,

silenciosa tu armonía,

tus ojos cuando se abren

son tan claros como el día.

 

Tu sonrisa tiene notas

como el agua fugitiva,

tus caricias son poemas

de gran ternura infinita.

 

Engendras muchos deseos

con música de poesía,

tu mirada es la luz

que guía el oscuro enigma.

 

Amorosas son tus manos

que me llevan por la vida,

despacito siento tus pasos

cuando llegan con la brisa.

 

Tu sabiduría es como la llama

que siempre perdura en el tiempo,

el universo y el océano se pierden

en la espuma de las olas,

cuando yo, ya no te tengo.

 

Carmen Darriba Amoedo

Grupo Poético Brétema

 


 

HASTA SIEMPRE

 

Te fuiste en silencio,

nos dejaste para siempre,

yo tu recuerdo tengo

compañera de Brétema.

 

Siempre en recitales,

nos ofrecías tu compañía,

hoy te digo Concha,

hasta siempre amiga.

 

No olvidare tu sonrisa,

tu paz y armonía,

la belleza de tus poemas

que siempre nos leías.

 

Hoy te guarda el cielo,

pasaste a la otra vida,

con otros compañeros

que antes que tú se han ido.

 

Todos los que te admiran,

hasta siempre compañera,

contigo el último adiós,

no olvidare tu compañía.

 

Teresa López Bastos

Grupo Poético Brétema

 


 

MAR NOCTURNO

 

Se metió el mar

en los umbrosos

senderos de la noche,

bello, poderoso, altivo

sobre la bruñida arena,

mis errantes huellas.

 

Un violento parto espumoso

de olas nuevas

en los roquedales,

de tus dientes rompiendo

en mi quebradiza

piel ajada.

 

Soñé sobre mi frente

el rítmico aleteo

de peces irisados,

y en la lucha, la victoria

de antiguas soledades,

y soñé la armonía,

de un mundo incipiente,

y yo pequeña ínfima,

al calor de tu vientre imagine

restañar mis heridas

pero tu llanto espeso,

aprieto mi casco.

 

Julia Álvarez González

Grupo Poético Brétema

 

 


 

TU VOZ

 

Tu voz es un susurro,

un suspiro que sale de tu corazón,

deja que la belleza,

de tu voz salga de tu interior.

 

Como lluvia de mayo

que riega el campo en flor

transmite vida, sentimientos

que nacen llenos de ilusión.

 

Cuando tu voz lastimosa suena,

como quejido sin aliento

desdicha sufre mi alma

buscando el porque de tu sufrimiento.

 

con la inocencia de un niño

me muestro ante ti,

¿Dime tu amada mía,

que mal tienes que pueda suprimir?

Por ti, los dragones no me asustan,

por ti, galoparía contra viento y tempestad,

por sentir tu voz, calmada y amorosa,

con la que me haces vibrar.

 

Subiría al cielo,

con el supremo querría hablar,

descendería hasta el infierno,

venciendo la tentación del mal.

 

Por ti, por sentir tu voz cada mañana,

acariciando mis oídos, mi alma,

mi verdad te muestro,

déjame sentirte, en cada paso de mi camino.

 

Caballero de reluciente armadura tú eres,

princesa, de tu cuento quieres ser,

enséñame con tu voz de terciopelo,

cuanto me puedes llevar a enloquecer.

 

No hacen falta castillos de piedra,

no hacen falta vestidos de oro,

tú, con tu voz susurrante,

para mí lo eres todo,

 

Cuando los años pasen,

cuando la voz se vuelva temblorosa,

seguirá siendo para mí, la voz más bonita

aunque suene… cansada y rota.

 

Francisco Otero Crespo

Grupo Poético Brétema

 

 


 

ME GUSTA LA VIDA

 

Me gusta la vida,

me gusta el campo,

me gusta el verde,

no me gusta el asfalto.

 

Soy feliz paseando

por el campo,

lo mismo en invierno

que en verano.

 

La naturaleza es

la vida misma,

no hay nada más hermoso

que una primavera,

con su lluvia mansa

en la enredadera,

los bordados campos

y las praderas,

los arboles de verdor

brillante y flores nuevas.

 

Donde todo nace en la primavera,

donde hasta la sombra parece bella,

en el atardecer,

el agua de los ríos refleja estrellas

plateadas, de diáfana luz que inunda el alma,

tranquiliza el espíritu

e incita a la calma.

 

Ahí queda mi huerta sembrada,

vendrán vientos fuertes

y también heladas,

mi siembra dará sus frutos,

¡Ya no será olvidada!

 

Gelu García Susavila

Grupo Poético Brétema

 

 


 

LA PENA

 

Dicen que la pena,

se siente cuando lloras,

pero también se

llora de felicidad.

 

Siempre hay que dejar

que los amigos te

ayuden a no llorar.

 

Teresa Faro Estévez

Grupo Poético Brétema

CANDO TOCA UNHA GAITA

 

Cando toca unha gaita,

choran os sentimentos,

e cantan alegres os galegos,

porque Galicia esperta

do seu mesturado enredo.

 

Gaita, gaitiña miña,

ti tes moitas quimeras,

moitas penas e ledicias,

leva ti no inchado fol

para cantarlle a Galicia.

 

A gaita ben tocada,

sinte arumes de muller,

quen non quere escoitala gaita,

non sabe o que e querer

a muller que tanto ama.

 

Anselmo Prada León

Grupo Poético Brétema
 

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.