Resurrección

Resurrección

 

Señor:
He aquí mi cuerpo
que en la mañana
los afanes de la vida busca
y por la noche
busca el consuelo
de un lecho tibio.

Señor:
Este es mi cuerpo
que con premura
toma el sustento
hasta sentirse satisfecho
y la caricia sana
que olvidará mañana.


¿Será que mi alma
se ha contagiado
de esta suerte
y te busca, Señor,
de a ratos sin constancia?

¿Será tu infinitud
tan soberana,
que el alma
al seguirte no te alcanza,
y necesita el descanso;
como ave que al cielo vuela,
plena de fuerza
y de libertad embriagada,
para tornar tras la fatiga
a posarse en la rama presurosa?

Más, oh consuelo.
Oh, esperanza cierta.
Al saberte, Señor, Glorificado,
el alma que intuye lo eterno,
al cuerpo le susurra al oído:
No te inquietes buen amigo;
permanecerás en Él, conmigo,
que Jesús es el camino.

Y es la puerta del cielo.
y la esperanza infinita
y la saciedad del gozo eterno,
y la verdad primera y última
y la vida de amor pleno.

Por eso te llevaré
adherido a mis huesos,
y estarán presentes
tus pensamientos escogidos,
y las tiernas caricias,
y los recuerdos más sentidos,
cuando las ansias
y fatigas transformadas
ya lo engañoso y vano
hayan desechado,
perdurará de ti,
Oh compañero, cada gesto
en la aventura
que para siempre

compartimos…

 

Daniel Uriza

(Argentina)

Blog de Daniel:

http://buscandomipropiavoz.blogspot.com

 

 

 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso canto a Dios, el que siempre esta ahí, el que nunca nos falla y que se sacrificó por nosotros.
Saludos gloria y magali

Anónimo dijo...

No llega a ser una plegario, pero en el fondo la es. En tu poema se denota la sensibilidad de tu amor hacia Dios y la sed de tu esperanza eterna. Me gusta como trazas el camino de tu fe hacia el el aposento de Jesucristo. Con que humildad invocas al Señor. En tu cristiano y buen poema, por todas las bandas de la nave, se derraman aguas vivificantes e inmaculadas cuando inspiras hallar una morada eterna al lado del Señor. Gracias por adorar a Dios de esta manera. ¡Que Dios te bendiga! Y no pierdas las luces de este fiel y feliz camino que llevas dentro del alma. Un Cordial saludo de Sotavemnto Cedeira.

María dijo...

Daniel : ¡ Qué maravilla comprobar que la misma vasija " de barro"guarda el " tesoro " que hemos de descubrir. Tus preguntas que cada alma se hace, más allá de las satisfacciones corporales , reviven las nuestras y nuestros anhelos por encontrar el CAMINO,LA PUERTA;nos acerca.LA RESURRECCIÓN , LA VIDA VERDADERA que tú sientes y expresas en el poema. ¡Felicítate por tus sentimientos vivos en el poema . Mi cariño María

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.