Haití

Haití

El terremoto en Haití pareciera desnudar un sinnúmero de cuestiones. Pareciera prestarse para muchos asombros, estupor, sorpresa.
Pero...realmente es así?

Desnuda la pobreza de un país con más del 70% de su población en esa condición?
Desnuda la condición de un país influenciado maliciosamente en su política y su economía por intereses extranjeros?
Desnuda la precaria situación de una población para afrontar una catástrofe?
Desnuda la muerte?

En definitivas...Desnuda algo que no haya estado a la vista desde hace mucho tiempo?

No. Todo es una gran mentira.

Ahora llueven los mensajes de condolencia. Pero la condolencia siempre es tardía.

Lo único que queda desnuda es la indiferencia de la comunidad internacional.

El terremoto en Haití pasara a formar parte de la lista de catástrofes que ya han azotado al mundo y le darán un ranking de acuerdo a la cantidad de sangre que haya generado.

Para el resto del mundo pronto otra noticia sacudirá y hará que esta pase de moda.

Vivimos en el autismo, y de vez en cuando nos vestimos de solidaridad.

La hipocresía baña toda la política internacional.

Ahora Haití está de moda, antes fue Afganistán, los tsunamis, los aludes, los incendios.

El cambio de conciencia es la única salida, y los optimistas cada día tienen menos argumentos para seguir siéndolo.

En Haití el terremoto no ha sido el asesino, Haití se viene muriendo desde hace mucho tiempo gracias a la miseria que sufre y que tan bien aprovechan los solidarios intereses foráneos.

Hoy sangra, muere, llora Haití.

Mañana quien sabe.

DIEGO GERARDO DOBLER

 

Blog de Diego:

http://diego-dobler.blogspot.com/

 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Diego, me uno a tu queja y pregunto lo que tú. ¿Dónde están esas organizaciones internacionales que cuestan tanto dinero para nada? La acción habla más alto que las palabras, pero en los organismos oficiales todo son palabras y las acciones se toman demasiado tarde. Ceneme

Pilar García Piñeiro dijo...

Quizás tengas razón Diego, pero ayudar es necesario.
Mientras exista la pobreza, la miseria y la incultura existirán la injusticia, la sinrazón y el oportunismo.
Un beso, Pilar.

Manoel Xosé dijo...

Comparto tu denuncia Diego y la hago mía. El egoísmo y la indiferencia gobiernan nuestros actos. Ojalá un día podamos cambiar el odio y la injusticia por un mundo más humano. Un saludo, Manoel Xosé.

María dijo...

Diego: Con el deseo de que ese cambio de conciencia que sugieres, y que comparto se produzca a todos los niveles porque cuando la tierra tiembla, se rompe y se abren muchas heridas pero no acercamos el BÁLSAMO que las cura ni sembramos la tierra de AMOR que transformaría la vida en la madre tierra que a todos sostiene y mantiene en pie. Mi afecto María

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.