A nuestros ciervos

A nuestros ciervos


La cierva paciendo estaba

en el bosque con su cría,

pero ella no sabía

que allí un fantasma rondaba.


Cuando un proyectil se clava

en el roble que allí había,

para dar sombra de día

y proteger de la helada.


Mas las dos, a la callada,

se van de la serranía

y cruzan, con valentía,

prado y tierra cultivada.


Se adentran en la cañada

alejando al genocida,

para así salvar su vida

y la de su hija amada.


La cierva muy asustada

y pendiente de su hija…

solo la ruta que elija

asegura su escapada.


En una amplia explanada

la cierva su vista fija,

viendo arena movediza,

un Alfa y su manada.


Por una zona escarpada

cruzan cierva y cervatilla,

y mientras el sol les brilla,

corren hacia la vaguada.


Ven el arma allí tirada,

en un barranco de arcilla,

y un disparo en la barbilla

a quien el rifle portaba.


Con una fuerte berreada

el Alfa anuncia llegada

de quien creía perdida,

y de su hija preciada.


Félix Loira

(Grupo Poético Brétema)

3 comentarios:

TERESA CARIÑO dijo...

Felix amigo mio tus poemas de la naturaleza son buenos sigue defendiendo esos derechos,un abrazo Teresa

Elisa Rodríguez dijo...

Muy tierno Felix tu poema y ese amor por los animales.
Un beso, Elisa.

Soledad Sánchez M. dijo...

Felix, un poema muy fuerte, con un desenlace sorprendente. La lucha de la naturaleza contra el hombre, siempre es dura y difícil... pero en este caso ganaron ellas.

Muy original la resolución del poema.

Un beso.

Soledad.

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.