OFRENDA

OFRENDA

 

¡Señor! ... Vengo  a ofrecerte mis ansias de vivir

yo se que he de morir, pero no tengo apuro.

Yo tuve juventud, fogosa adolescencia

con toda la insolencia, de mi ser inmaduro.

 

¡Señor! ... Vengo  a ofrecerte mis ansias de querer

quisiera yo tener las riendas del amor

y sentir en el pecho los gozos y dolores

de aquellas lindas flores del tímido rubor.

 

¡Señor! ... Vengo a ofrecerte mis ansias de soñar

de reír, de llorar, de mejorar mi suerte

acéptala Señor, mi ofrenda piadosa

pues no tengo otra cosa  que pueda yo ofrecerte.

 

Fernando Pérez (Vigo)

5 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

Fernando... ojala tus ofrendas fueran las de todos nosotros.

En ellas se esconde la felicidad.

Un beso.

Soledad.

Fernando dijo...

Amiga Soledad ¿Puedo llamarte así?
Gracias por tus cariñosas palabras, He visitado tumagnifico Blog, pero, soy un analfabeto total en cuanto al manejo de Blogs, y no encontré sitio donde hacer un comentario sobre tus magnificos Posts-

Afectuosamente

Fernando

Brétema dijo...

Estimado Fernando, Soledad es una mujer extraordinaria y con una poética sensible y admirable. Los comentarios en su blog se hacen más o menos de la misma forma que en el nuestro. Eliges identidad, seleccionas perfil (cuenta de google, anónimo, nombre...) y publicar. Es fácil y su página te la recomendamos por su calidad y su buen hacer. Un saludo.

Pilar García Piñeiro dijo...

Exquisitos versos Fernando que inspiran un gran e inmenso amor. Adorables sentimientos aderezados en la cocina de la nostalgia y que aguardan ser ofrecidos. Un beso, Pilar.

J. Fco. Bravo Real dijo...

Fernando, ante todo, creo que es una hermosa oración. Dicha con humildad. Adornada con estupendos versos. O si quieres estupendos versos dentro de una hermosa oración. Un saludo.

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.