Callé...

Callé,

Y el aire era un camino de piedras oscuras,

Callé,

Y mi voz reflejada en mi piel quería saltar.
Saltar la barrera del silencio y gritar como viento del Sahara, lleno de arena.

Callé,

y en ese camino de piedras redondas
perdí mi sentido y mis horas,

Callé

y aprendí a escuchar a esas piedras,
me enseñaron esquivar espinas de rosas,
a romper con mi voz las olas…

Hablé,

Orgulloso de tener algo que decir.

 

Juan Sánchez

Grupo literario Amárgama

Monforte de Lemos (Lugo)

8 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

Un poema muy hermoso.

Saber crecer por dentro para poder darse, salir, saltar...

Bellas imágenes.

Un beso.

Soledad.

Pablo dijo...

Muchas veces callamos, callamos para no soltar aquello que pensamos. Callamos cuando alguien nos defrauda y callamos cuando lo que se dice no sirve para nada. Otras veces hablamos, hablamos por no callar, por romper un silencio que nos hiere o para decir todo aquello que sentimos.

sara dijo...

Un precioso poema!!! Hai que expresar os nosos sentimentos, non levalos dentro.

Moitos bicoss.

Sara.

J. Fco. Bravo Real dijo...

A veces se aprende mas escuchando a las rocas que a muchos seres humanos. El silencio del Sáhara. Juan ¿conoces a los saharauis, en tu poema me ha parecido encontrar la voz de sus silencios.
Mis mejores deseos para ti

Pilar García Piñeiro dijo...

A veces es necesario callar para poder escuchar el sonido del agua deslizándose por el arroyo, el susurro del viento, el mecer de la ramas o el sentir de nuestra propia alma. Callar para después hablar, para expresar, comunicar y para sentirnos libres... con vida.

Mer dijo...

El silencio es el maestro que te enseña a escuchar y fijarte en todos los pequeños detalles de tu mundo exterior e interior.

Escuchar realmente a la naturaleza es tan sencillo o tan difícil, como querer conocerse desde la introspección para entender el secreto del universo.

Gran maestro, gran filósofo... gran poema y preciosa tierra la tuya.

Te saluda la gran amiga de las piedras, desde el mar.

lasestacionesdetuausencia dijo...

Un poema para meditar. Las piedras blancas de nuestra niñez, cuantos recuerdos, en este lado del camino. Callar para poder decir.
Saludos
hernán

Juan Sánchez dijo...

Gracias por los comentarios amigos.


Me alegro de que les gustara.


Un abrazo

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.