A Fernando

A Fernando

 

Ayer, Fernando del alma,

queda mi Lolo querido

¡Cómo se van, Dios Eterno,

uno tras otro mis hijos!

 

Cómo renueva mis penas,

tu temprana despedida

¡Cómo, Fernando, tan joven

te roban a mis caricias!

 

Yo que ayer en mi regazo

entre besos te dormía

¡Cómo tu infancia preciosa

tan rápida se desliza!

 

¡Cómo me parece un sueño

tan pronto creció este hijo!

Que ayer nada más jugaba

candoroso en mis rodillas.

 

Embeleso de mis ojos,

espejo donde se mira

tu madre, tu pobre madre,

Fernando, del alma mía

 

Tú tan dócil como un ángel

de bondad tan exquisita

 

Si te bendice tu madre,

Fernando, Dios te bendiga,

como es tu bondad perfecta,

perfecta será tu dicha.

 

Al estrecharte en mis brazos,

en mi tierna despedida,

deja que llanto copioso

surque ardiente mis mejillas

 

Rosario Sabin Lavadores

1 comentario:

teresa cariño dijo...

Precioso rosario de palabras querida amiga,tienes un corazon tierno y bueno.besitos .

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.