TAL VEZ...

TAL VEZ...

 

Llorando viniste al mundo,

llorando también, te recibí

Tu llanto era señal de vida

el mío era de alegría;

lloraba por tenerte a ti

 

Y entonces tú creciste,

un gran amor nos unía

Eras mi pequeño rey,

yo, para ti una reina

y la vida nos sonreía

 

Pero hoy algo ha cambiado,

ahora que eres adulto,

poco nos vemos, qué pena

y al verte no te entiendo

cuando me hablas de indulto

 

¿En qué mundo estás ahora?

¿Dónde está aquel buen niño

que por un tiempo me quiso

y me besaba, y yo a él

con mucho amor y cariño?

 

Hoy vives en otra casa

mucho mayor que la mía,

tienes muchos compañeros

mientras que yo aún espero

volver a tenerte un día.

 

Marlene H. Pérez

 

3 comentarios:

Carmen dijo...

el amor de una madre va mas allá de su propia vida. Cuando un hijo, por su propia decisión, se suicida, se mata en vida, no solo se mata el; también su madre muere con el.

Anónimo dijo...

Ser madre significa darlo todo sin pedir nada a cambio. Ser madre significa amor, entrega y sacrificio.
Es duro para una madre, ser rechazada por ese ser al que ella ha entregado toda su vida.
Ojalá que mis hijos lleguen a quererme tan solo un poquito de lo que yo los quiero a ellos. Me has echo llorar y afianzar el intenso amor que tengo por mis hijos. Gracias

Anónimo dijo...

Marlene, te superas día a día.
Ceneme

Publicar un comentario

" Piensa si lo que vas a decir es más hermoso que el silencio"

Powered by Dhn © 2008-2009 Grupo Brétema • Agrupación Poética Brétema de Vigo • Grupo Brétema
La Agrupación Poética Brétema de Vigo, Se reserva todos los Derechos.